domingo, 22 de septiembre de 2013

La Maqueta de Carlitos Lelli
en escala H0


Este señor es Carlos Lelli, uno de mis amigos ferromodelistas de Río Ceballos.
Es el protagonista de una larga historia que no vamos a detallar, sólo diremos que para la salud física y mental hay unos pilares que sostienen al hombre y lo hacen más feliz y más pleno... LA FAMILIA, LOS AMIGOS y, como yapa, UN HERMOSO PASATIEMPO...
Carlos ya había tenido incursiones en el hobby cuando era (más) joven, y cuando sus nenes eran pequeños.
Lo conocimos a través de Chiche Rodrigues hace unos pocos años, y ya tenía un tendido interesante en el comedor de su hogar, pero al ser una gran tabla, y ubicada en un sector muy requerido de su casa, se planteó la necesidad de reubicar el chichecito molesto...
Cuando nos contó de sus planes ya contaba con una habitación cedida al efecto por su (paciente y enamorada) esposa Bety... y así comprendimos que este era un nuevo desafío para los ¡SUPER HIJONES!
Germán Heumann fue el promotor de la idea de recurrir a materiales nuevos y de calidad para no renegar con el nuevo tendido, Carlos hizo un pedido de vías Peco para arrancar y así comenzamos a darle forma al Ferrocarril Sierra y Costa del Pacifico.



La elección del tema fue arbitraria, por supuesto, como en toda maqueta del tipo "free lance", pero justificable de acuerdo al tipo de trenes que Carlos ya había adquirido.  Tengamos en cuenta que cuando un ferromodelista pretende comprar material variado, de calidad, digital y con sonido, debe elegir trenes europeos o norteamericanos, y habiendo optado por estos últimos surge la idea de ambientar el tendido al "estilo yankee".
Propusimos un diseño de vías que reuniera un tendido de vía doble, con playa de cargas, desvíos de acceso a un puerto pequeño, un ramal a zona minera, una serie de túneles, un viaducto, un puente, una pequeña estación de una ciudad chica, y un depósito de locomotoras importante donde lucir las nuevas máquinas adquiridas... y salió esto que está en el plano.
Más arbitraria aún es la elección de los nombres que vemos en la maqueta, que surgen de la traducción de conceptos más familiares y nacionales como "La piedra de Carlos", "Muelle de San Blas", "Puerto Argentino" (recordemos que en Kansas, EEUU hay una enorme playa de cargas llamada Argentina), "Bahía Blanca", y sumamos nombres latinos neutrales como "Río Grande" para el río que da nombre al depósito de locomotoras, y "El Paso" para el pueblo y la estación cercanos al paso por la sierra con un túnel. 





Manos a la obra...
Las primeras visitas que hicimos con Germán y Chiche a casa de Carlos las dedicamos al montaje de los módulos de la base (con planchas de fibrofácil y bastidores y patas de madera).



Luego empezamos con el dibujo del tendido sobre la superficie y el clavado de vías.  Aquí está Chiche en plena tarea. 



- Me parece que está vía esta muuuy torcida, gordito
- Quedate tranqui Carlitos, que ya sacamos todo y lo clavamos de vuelta...



Las vías de la playa de cargas presentadas en su sitio.



Aún faltaba mucho en la zona del depósito de máquinas.


Jorge ayudando en el pegado de la base de corcho para la vía.


El Padre Francisco cortando tiras de corcho.


Guille a cargo de la pistola "pulpitera" (no de púlpito, sino de El Pulpito).


Observen la incómoda posición que adoptaron Germán y Jorge para hacer el cableado eléctrico debajo de la mesa (que demandó varias horas).
Rogelio (de pié) alcanzaba herramientas y laburó también en la parte eléctrica.  Delicado e importante trabajo, siempre oculto en un tendido...



- Así como te cuento... quiere que saquemos toda la vía y la clavemos otra vez.
- Me lo llega a pedir a mí y le martillo los dedos...





Luego del tendido de vías hubo varias reuniones en las que Germán y el Padre Francisco se abocaron a la colocación del balasto y la arena del suelo... paciente tarea que requiere prolijidad y maña.



Ahora si se parece a un depósito de máquinas...



En este sector se laburó con piedras de distintos tonos para simular la mugre de la zona de los talleres, y ya se ve colocada la fosa de inspección de máquinas.


Me prometí a mi mismo que jamás haría nada "yankee", pero por un amigo...
Interior del galpón  de máquinas con cabreadas de madera.
El piso está hecho con polifán (el material de las bandejitas de fiambre), que Germán consiguió en grandes planchas, muy bueno para hacer calles y pisos.






Distintas vistas del galpón en el que usé estireno, planchas que simulan piedras que conseguí en Buenos Aires hace ya tiempo, madera de pino, y una maya de tela que consiguió Antonio Manca que resultó genial para hacer los vidrios repartidos de los ventanales.



Un galpón marca Frateschi (Brasil) completa la escena del depósito, aún sin pintar ni envejecer.  El piso es de polifan.


El conjunto del depósito listo para los detalles finales del decorado.


Prueba de gálibo (medidas de la locomotora) en las bocas del galpón. Si! ya lo habíamos medido antes...


Vista del galpón ya envejecido con pintura y ferrite en distintos tonos.  Sobre la vía pasante se colocará un aparejo, y sobre la acera va una oficina administrativa.



Vista general del galón de máquinas ya terminado.



La plataforma giratoria es marca Walthers y las tareas de montaje sobre la madera fueron de Raúl, Rogelio, Jorge, Manca y Guille.  Esta parte del equipo también se destacó en otras tareas varias: cortar maderas, alcanzar herramientas, asesorar, opinar, probar trenes, probar el menú... Al fondo se ve el elevador de granos de Walthers.



En polifan hicimos la base de la estación y las calles, e inmediatamente después se avanzaba con la arena y las piedritas del suelo.





Otras vistas de lo que será la zona urbana de El Paso.



Colocamos con Antonio las maderitas de balsa sobre el andén y Germán nos trajo una "tintura mágica" con tinta china para darle color...



Aún faltan muchos detalles en la estación.  El edificio que compró Carlos es también de Walthers.



Al frente haremos una playa para autos y algunas calles.




Primero le dí cuerpo y forma a las montañas con telgopor y una especie de polipropileno expandido o algo así, que consiguió Pablo Lelli.
 Pablo hizo muchas piezas, topes, algunos árboles, y guió con varias ideas la marcha de la maqueta... sin olvidar que fue quién más participo con Carlos, en la maqueta anterior.


Maxi Lelli cubriendo la montaña con tela embebida en Poxi Mix.


Piedras que moldeó, pegó y pintó Carlitos.


Chiche da el visto bueno a la mano de color que Germán dio a las montañas.


Estas pequeñas sierras ocultan las vías de inicio de donde parten y a donde van los trenes.  Francisco les da el toque de vegetación...



Tarea que inició Germán luego de pegar y pintar las piedras.



Ambos portales de los túneles salieron de la caja de los recuerdos de Germán.
Acá también hay trabajo de suelo de Francisco.
Germán pego la textura de tierra como base de la vegetación.



Este portal de túnel lo hice con las planchitas de piedra antes mencionada, y le agregué los detalles con polifan, pusimos con Carlos las piedras de la vía en el interior del túnel, aún falta revestir en negro el interior para oscurecerlo.  Sobre las vías principales irá un viaducto de planchas de hierro con patas de madera, que habrá que construir artesanalmente.  Esta vía simulará ser un ramal abandonado o de poco uso, y sobre él nos debemos lucir con el decorado con vegetación y demás detalles... falta... falta!!!


El conjunto de la Sierra Verde (falta poner el verde)... donde irá vegetación de distintos tipos, pasto electroestático que se coloca con un aparato que fabricó Germán para que cada pastito quede parado, y árboles y pinos hechos a mano en proceso de fabricación por Carlos...
En primer plano está el relieve donde se apoyará el viaducto, donde también falta aún la vegetación.
Al frente de la montaña se lucen los cortes de piedra moldeados con Poxi Mix.
Junto al cerro de atrás se ve la instalación de la mina para cargar los vagones.


Ya aplicada la vegetación en la zona de la mina... por Germán y Francisco.



Y otras vistas de la zona de túneles; el de arriba ya está instalado listo para comenzar la construcción del gran puente de hierro y madera que cruzará sobre la playa de cargas... la base del puente es el plástico blanco que se observa bajo la vía...

Esto no es todo, habrá avances para mostrar y comentar... y muchas consideraciones y reflexiones por hacer...
Espero que les guste este trabajo en equipo que hacemos con los amigos del Club Ferremodelista Córdoba, toda ves que nos juntamos en casa de Carlos para, entre otras cosas, deleitarnos con un buen menú  gastronómico light y saludable (¡macana!)

Gracias.  Claudio Esteban García


7 comentarios:

  1. voy de ves en cuando y la maqueta no solo es una obra de arte si no son todos unos artistas los muchachos del club ferromodelista de córdoba saludos Carlos y a la familia muchas gracias por recibirme y espero poner también mi granito de arena en esa maqueta

    ResponderEliminar
  2. que linda! como avanzaaaaa!!! esta bueno divertirse junto a los amigos y pasar lindos momentos ya que eso es lo que queda para toda la vida! besitossss!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gaby (esposa mía), que me elogió usando mi firma... vale igual!!!

    ResponderEliminar
  4. hora13.com Felicita por mostrar un con tanta dedicacion un trabajo "Impecable"
    Gracias
    www.hora13.com

    ResponderEliminar
  5. Gracias vnicolav!!! muy buena la nota de las estaciones abandonadas en www.hora13.com

    ResponderEliminar
  6. Que lindo relato! Yo estoy retomando el hobbie ahora con mi hijo (muy chico todavía, pero ya ayuda y se entusiasmo muchísimo). Me gustaría saber como formar parte del club.

    ResponderEliminar